¿Tu historial crediticio? ¡Empieza a construirlo!

solicitar crédito

Acabas de terminar el colegio; pronto buscarás tu primer trabajo y tu primera tarjeta de crédito, por lo que es el momento de construir tu historial crediticio.

El historial crediticio es algo así como tu currículum financiero, ese que le mostrarás a los bancos cuando quieras solicitar una tarjeta o un crédito, cuando los bancos lo revisen se darán cuenta de qué tanta experiencia tienes en materia de créditos y sabrán qué tan buen pagador puedes llegar a ser.

Todo bien hasta aquí, pero, ¿cómo se construye un historial crediticio?

A diferencia de tu hoja de vida para el trabajo, tu historial no necesita que hagas memoria de todo lo que has hecho ni que lo edites durante horas para que no se vea tan vacío. Tu historial crediticio comienza a construirse sólito cuando solicitas tu primer crédito.

No importa es la cuenta del celular, la tele por cable o incluso una tarjeta de crédito, todo eso deja un registro que va en automático a tu historial.

¿Cómo construyo mi historial crediticio?

Si quieres crear ese historial para después solicitar un crédito para carro o apartamento, puedes comenzar con pequeñas acciones hasta conseguirlo.

Solicitar una tarjeta jóven o poner el recibo de tu celular a tu nombre son algunas de ellas y pagar a tiempo siempre será la clave.

Aunque todos deseamos iniciar nuestro historial con una tarjeta de crédito, eso no siempre es posible, pues no hay forma de que la aprueben si no hay experiencia previa.

¿Qué se puede hacer? Una buena idea es iniciar solicitando un producto financiero que se ajuste a tu perfil, en la actualidad la banca ofrece diversas alternativas para vincularte, en especial productos financieros enfocados en jóvenes.

Por ejemplo, al solicitar una tarjeta de crédito especial para el segmento de personas jóvenes. Los requisitos son mínimos, no necesitas experiencia previa ni comprobar ingresos, por lo que las posibilidades de aprobación son muy altas y cuando te aprueben tu tarjeta disfrutarás beneficios como descuentos, promociones y preventas.

Las tarjetas de débito son otra opción: el banco sabrá que has manejando dinero y en un futuro será más sencillo que te otorguen una tarjeta de crédito.

Como ves, es importante empezar a construir un historial crediticio y existen muchas formas de hacerlo, más si aún estás en la escuela.

Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *