Trucos para ahorrar todos los meses en tiempos de crisis

Desde que comenzaron las crisis en ciertos países, son muchas las personas que se han dedicado a ahorrar todos los meses, evitando realizar gastos en comidas rápidas, salidas y viajes, sin embargo, no es necesario que te reprimas de realizar nada de esto, para ellos solo debes planificarte y saber qué cantidad gastar y en qué momento hacerlo. Afrontar los gastos sin quedarnos en cero y mantener un poquito de dinero que pueda sacarnos de un apuro si, por ejemplo, sube de nuevo la factura de los servicios o si por casualidad la matrícula del colegio o la universidad ha sido incrementada de manera drástica.

Lo importante en imprescindible en este caso es que podamos demostrar que realmente es tenemos la capacidad para guardar dinero y salir al paso a cualquier situación de crisis que se presente en el país. No es difícil, solo tenemos que pensar en positivo y hacernos los fuertes a la hora de gastar.

1.- Planifica tus gastos.

Es importante que tengas en cuenta tus gastos fijos mensuales para calcular una meta de ahorro. Si no se te dan muy bien los números, hazte con una hoja de cálculo en Excel y de seguro verás rápido que es lo que debes frenar en gastos. Así, podrás controlar las cantidades que inviertes y gastarás solo lo que has planificado.

2.- Piensa en ofertas.

Existe un mito que dice que cuando nos ofrecen ofertas es porque los productos no se venden o porque son muy malos, y eso no es del todo cierto, pues hay ofertas que al adquirirlas nos van a sacar de apuros. Todo es cuestión de saber escoger los productos. En ocasiones hay familiares que ya han probado ofertas en específico, pregúntales y así saldrás de dudas. Probablemente cuando conozcas lo que se ahorran los demás, te empieces a interesar más en lo que te gastas cada mes.

3.- No seas comprador impulsivo.

Cuando el dinero está limitado no podemos optar por dejarnos llevar por los impulsos. Es de vital importancia y muy necesario que compres lo que realmente necesites, deja los caprichos un momento a un lado y piensa más bien en el futuro y en el ahorro. No busques darle golpes elevados a tu bolsillo, pues después te va a salir muy caro sin darte cuenta.

Lo importante es que no caigas en el error que caen muchos de decir que debemos ahorrar lo que nos quede, pues lo correcto es primero ahorrar y luego gastar lo que sobre.

Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *