¿Cómo cumplo mi sueño de estudiar?

Sueño de estudiar

Cada vez hay más jóvenes tratando de cumplir su sueño de estudiar, de ahí la importancia de elegir bien el programa que se quiera cursar, cuál es el propósito y hacia dónde se orienta el futuro profesional con ese título en mano.

Es común escuchar a muchos profesionales en el país decir que llevan toda su vida pagando un crédito del Icetex. Algunos señalan que con el paso de los años han tenido que pagar hasta el triple de lo que solicitaron cuando apenas iniciaban sus estudios profesionales y que esa deuda ni cede ni baja y por el contrario, sí ‘los ahorca’.

¿Qué debo tomar en cuenta?

Cabe aclarar que los créditos educativos no tienen un tratamiento particular en la legislación financiera, son créditos de consumo, cuyo otorgamiento y condiciones dependerán de la política crediticia de cada entidad y del perfil que tengas como cliente.

¿Qué requisitos necesito?

  • Solicitud de vinculación y contratación de productos persona natural.
  • Fotocopia del documento de identidad, ampliado al 150%.
  • Fotocopia del Certificado de Ingresos y Retenciones y/o Declaración de renta.
  • Y otros documentos dependiendo del perfil del cliente: asalariado, pensionado o independiente.

Beneficios

  • Todos los créditos para poder estudiar, ofrecen los siguientes beneficios:
  • Tienes la posibilidad de escoger el titular: padre, acudiente o estudiante.
  • Recibes el desembolso directamente en la entidad universitaria.
  • Dispones de diferentes plazos de financiación desde seis (6) hasta 12 meses.
  • Permite pagar el crédito a través de la Banca Virtual, Banca Móvil o PSE.
  • Solo es necesario un trámite para la financiación que duran los estudios.
  • El crédito puede ser para tus propios estudios, los de tu familia o un amigo.
  • Permite acceder a Banca Virtual y Aplicación Móvil para gestionar el crédito.

Los créditos ofrecen en la mayoría de los casos una ayuda desde los $500.000 pesos para el primer semestre del periodo académico y hasta 80% del valor de la matrícula.

En la mayoría de créditos bancarios, al beneficiario se le ofrece un seguro de vida de deudores que cubre 100% de la deuda en caso de fallecimiento o incapacidad que no permita continuar estudiando, y de hasta seis cuotas por una incapacidad temporal.

Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *