Las 3 deudas a las que no debes tenerle miedo

cuándo conviene endeudarse

En términos financieros, una de las palabras más temidas es la de deudas, pues no sólo afecta nuestros ingresos, a veces, cuando no sabemos cómo pagarlas, podemos lastimar de forma grave nuestras finanzas y afectar nuestra economía. Para que esto no pase, lo primero es saber cuándo conviene endeudarse y cuando no.

La verdad es que no todas las deudas son malas, e incluso hay algunas que sí nos conviene tener. La mejor forma de evaluar si tiene sentido endeudarnos es analizar cuál es el beneficio que vamos a recibir a cambio. Por ejemplo, no es lo mismo endeudarnos con la tarjeta de crédito después de una ostentosa cena que hacerlo para comprar una computadora nueva para trabajar.

El hecho de si vale la pena o no tiene que ver con una autoevaluación que nos permita saber cuándo conviene endeudarnos. La mejor forma de hacerlo es, además de calificar la salud de nuestras finanzas, saber que lo que estamos adquiriendo nos dure más que el tiempo que vamos a estar pagándolo.

Bajo esa línea, te mostramos las 3 deudas a las que no les debes temer:

1. Para ampliar tu patrimonio

Comprar una casa o departamento es deseo de muchos y para lograrlo hay que aventurarnos a solicitar algún tipo de crédito. Por lo general, las personas que desisten de hacerlo es porque consideran que van a pasar muchos años pagándolo y aunque puede ser cierto, también lo es el hecho de que cuando terminen de hacerlo tendrán un inmueble propio y que incluso podría aumentar su valor dentro de algunos años.

Los 5 consejos para pagar más rápido tu tarjeta de crédito

2. Tener un negocio propio

Otra forma de aumentar nuestros ingresos es invirtiendo el dinero en un negocio. Pero cuando el dinero propio no es suficiente para emprender, es necesario solicitar un crédito. Aunque el beneficio parece obvio, no está de más decir que dentro de cierto tiempo recuperarás el dinero invertido y una vez que hayas liquidado tu deuda tendrás una fuente de ingresos segura.

3. Invertir en bienes

La inversión es otra forma de aumentar el valor de nuestro dinero y aunque puede parecer innecesario endeudarnos para poder hacer crecer un dinero que no tenemos, hay veces que vale la pena pagar una cantidad fija mientras el monto de ese préstamo trabaja y crece por sí mismo. Existen muchas formas de inversión y van desde adquirir divisas, comprar acciones o adentrarse en un fondo de inversión. El truco para tener éxito depende de la capacidad que tengas para identificar oportunidades.

Ya te contábamos acerca de lo útil que resulta solicitar un crédito para casa o departamento, pero debes saber que es igual de bueno pedir uno para cuando quieres comprar algo más que eso.

Por otra parte, hay deudas que no conviene adquirir y entre todas esas están las que no son duraderas, por ejemplo la cena de la que te contábamos al principio y otras como la compra del súper o las próximas vacaciones. La mejor forma de saber cuándo conviene endeudarse es comparando el beneficio de hacerlo con lo que va a tocar pagar.

Una deuda no es algo a lo que debas tenerle miedo, es una oportunidad que, si sabes cuándo conviene endeudarse, puede ayudarte a aumentar tu patrimonio. Además, cuando la pagas en tiempo y forma también te fortalece tu historial de crédito, lo cual te da mayores posibilidades de obtener créditos a futuro.

Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *